David (150 palabras: ventanilla, bolsa, collar)

por Fernando Suárez Guerra

David abrió los ojos y, con un esfuerzo sobrehumano, consiguió vislumbrar a través de la ventanilla los altos edificios de la Castellana, que debía de ser una señora muy importante, porque le habían dedicado una avenida muy ancha que no terminaba nunca.
Delante de él podía ver la silueta de sus padres, él con su barba canosa y sus gafas de pasta, ella con sus pendientes y su collar a juego; en la radio sonaban las señales horarias interrumpiendo una machacona canción que no paraba de sonar en todas partes.
Alargó la mano y abrió la bolsa de dulces que papá le había comprado después de salir de casa de su abuela en el pequeño kiosko de la esquina.
Terminaba el fin de semana y después de dar buena cuenta de la fresita de gominola, David cerró de nuevo los ojos y decidió que era un buen momento para echar otra cabezadita.

Anuncios