De buen humor

por Fernando Suárez Guerra

Ahora nos quedan por delante unas semanas tensas. Hemos comprado un piso (¡y yo que creía que no llegaría el momento!) y esta semana empiezan las reformas, con las consiguientes preocupaciones que eso trae. Por lo menos las clases terminaron hace unos días y mi vida en la universidad es un poco más tranquila, así que puedo retomar mi investigación, abandonada desde que llegué a Linares.

En general, y salvo algunos detalles que han complicado la compra del piso, están siendo semanas de buenas noticias y de alegre espera de nuestro bebé, a pesar de que la pobre Inma está sufriendo más de lo previsto con estos calores.

Pero la noticia que más me ha alegrado últimamente me la ha dado mi amigo Oli, que después de año y medio en el paro, ha encontrado trabajo. ¡Estas cosas le alegran a uno el día!

Anuncios