El pozo de Tooru

"Which is why I'm writing this book. To think. To understand. It just happens to be the way I'm made. I have to write things down to feel I fully comprehend them."

Categoría: Curiosidades

Reflexiones praguenses

prague_view

Ya estoy a punto de cumplir un mes en esta ciudad y hay tantas cosas a las que no me acostumbro… Los supermercados se estilan poco, son más habituales las tiendas pequeñitas, Potraviny, esas sí que están por todos lados. La comida es también diferente y la fruta minúscula: las manzanas parecen albaricoques y las nectarinas mandarinas pequeñas, todo parece reducido menos el precio. Las salchichas y demás derivados cárnicos se encuentra por doquier y en mil y una variedades. La cafetera italiana no existe… o casi.

La moda es tema aparte: unos cuantos llevan sandalias con calcetines y otros parece que acaban de llegar del monte, con sus pantalones de senderismo y sus mochilas de acampada. También se ve mucha barba y mucho bigote. En general, creo que los formalismos en lo relativo al aspecto físico se tienen menos en cuenta por estos lares.

Parecerá una tontería, pero me sorprendió mucho desde el primer día ver que en la ciudad hay varias obras en construcción… sí, es una tontería, pero ya había perdido la costumbre de ver camiones de obra, maquinaria y estructuras de hormigón a medio construir. Otra nota curiosa es el ambiente que se vive en la calle; obviando el centro turístico, claro, en la calle apenas se ve movimiento, o por lo menos no el movimiento al que estoy acostumbrado en Madrid, Bilbao o Córdoba. Yo lo achaco a que Praga es una ciudad mucho más dispersa que éstas, hay muchas más zonas verdes y la población se reparte en barrios extensísimos y poco densos. Todo esto, claro, tiene sus pros y sus contras.

El frío ya se viene notando en Praga desde hace algo más de una semana, creo que en breve empezaré a necesitar una bufandita.

En cuanto al trabajo, la semana pasada estuve asistiendo a un curso que mi jefe organiza todos los años y me tuvo ocupado de lunes a viernes. Fue enormemente interesante y creo que ha sido una manera perfecta de prepararme para mi trabajo estos próximos dos años. Poco a poco parece que voy entendiendo el programa de elementos finitos que tendré que utilizar, OOFEM, aunque cuesta empezar a meterle mano.

El horario aquí me encanta, entran sobre las 8:30 y se marchan sobre las 17:00. No es que trabajemos más en España, sino que aquí se viene a trabajar de verdad, por eso no paran para tomar café a media mañana y el único parón es sobre las 11:30 o 12:00 para comer (sí, comen extraordinariamente temprano para mi gusto… esto no lo llevo del todo bien, la verdad). La comida la realizan en tiempo record por lo general, así que en 40 minutos están de vuelta. Como decía, aunque echo de menos las comidas relajadas y las sobremesas de España, yo prefiero esto, así todos los días uno puede hacer otros planes después del trabajo y eso se agradece enormemente, sobre todo si alguien espera en casa.

Un poco de Shatner para celebrarlo

Este último mes y medio ha sido particularmente obsesivo. Resulta que después de dos años y medio de investigación, el modelo numérico desarrollado no se ajustaba a los resultados obtenidos experimentalmente y esto me tenía preocupado. Hoy, después de dar cientos de vueltas al modelo y a los datos experimentales, ¡todo se ha aclarado!

…y para celebrarlo, un poquito de Common People de la mano del capitán Kirk, William Shatner.

[…]
I took her to a supermarket,
I don’t know why but I had to start it somewhere,
so it started there.
I said ‘pretend you’ve got no money’,
she just laughed and said,
‘Oh, you’re so funny.’
I said ‘Yeah?
Well I can’t see anyone else smiling in here.’
[…]

Covers

El ritmo frenético que mi día a día está experimentando desde hace unas semanas se ve aliviado gracias a una magnífica selección de canciones que he descubierto recientemente. Bajo el título “99 best covers ever (III)” he descubierto maravillosas versiones de un buen puñado de canciones, algunas ya las conocía y otras no. Imagino que ese III del título quiere decir que existen otras dos selecciones anteriores, eso explicaría la ausencia de otras maravillosas versiones que no están incluidas, aunque como todo esto es muy subjetivo, vete a saber.

Me he enamorado de algunas de ellas, como la versión del “Crazy in love” de Beyoncé, reinventada por un grupo llamado The Magic Numbers y que ya colgué aquí el otro día. Ese experimento me recordó a la versión del “Hit me one more time”  de Britney Spears que se marcaron Travis hace unos años.

Faltan muchas versiones que yo adoro, como algunas de Muse (“Can’t take my eyes off of you”, “Feeling good” o “Please let me get what I want”), el “One” de U2 en la voz de Michael Stipe, las versiones de Marilyn Manson (“Sweet dreams”, “I put a spell on you” o “Tainted love”), el “Wonderwall” de Ryan Adams, el “Knocking on heavens door” de Guns n’ Roses, “I will survive” de Cake o el “Hurt” de Johnny Cash.

Sin embargo, he descubierto algunas fantásticas. Aquí os las dejo por si queréis echarle un vistazo:

Seu Jorge – Starman (original de David Bowie):

Cake – Thrills (ésta me tiene loco):

F&M – Heart of glass (original de Blondie):

Johnny Cash – In my life (original de los Beatles):

Javier Álvarez – These boots are made for walking (original de Nancy Sinatra):

Mumm-Ra – In between days (original de The Cure):

The magic numbers – Crazy in love

Ahí queda eso.

La última lección de Randy Pausch

Este año estoy realizando un curso de formación inicial para el profesorado, dirigido fundamentalmente a futuros docentes de la UPM. Ahora estamos trabajando la acción tutorial como labor del docente y una de las tareas ha consistido en ver un vídeo y comentarlo en un foro. De las discusiones que estamos teniendo en clase sobre la labor del docente como tutor estoy sacando algunas cosas en claro, pero reconozco que con lo que me quedo es con el vídeo que nos sugirieron ver. Aquí os lo dejo:

Randy Pausch fue un Profesor de la Universidad de Carnegie Mellon, Pensilvania, en Estados Unidos. En 2006 le diagnosticaron cáncer de páncreas y, a pesar de una dura lucha contra la enfermedad, en agosto de 2007 le comunicaron que el cáncer se había extendido al hígado y al bazo y que era terminal.

El Profesor Pausch dio el discurso que podéis ver en el vídeo el 18 de Septiembre de 2007, un mes después de conocer que sólo le quedaban unos meses de vida. El discurso forma parte de una tradición en esa universidad, en la que el profesor invitado aprovecha la ocasión para ofrecer un discurso en el que repasa su labor científica. Ese año, Randy Pausch sorprendió a todos con este discurso, en el que comunicó que los médicos le habían diagnosticado un cáncer terminal que acabaría con su vida en cuestión de meses y que él aprovechó para dar una de las charlas más inspiradoras que se puedan dar.

Randy Pausch falleció en 2008, pero la repercusión que esta última lección tuvo ha seguido prolongándose hasta la actualidad. El vídeo ha sido visto por más de catorce millones de personas y el discurso ha sido publicado como libro en multitud de idiomas. Se titula: “Alcanzando los sueños de tu niñez” y dura aproximadamente una hora y cuarto.

La gran asignatura pendiente

A estas alturas de la película, en este país deberíamos ser capaces de entender y hablar inglés con una cierta fluidez y, sin embargo, está claro que la realidad dista mucho de ese escenario. Muchos de nosotros hemos recibido clases de inglés desde 2º de EGB hasta la Universidad, es decir, once años de clases de inglés, ¿no debería ser esto suficiente como para poder defendernos en esa lengua? Esta claro que no, y seguramente el problema venga de los métodos de enseñanza que se empleaban en aquel entonces. ¿Cómo puedes enseñar un idioma hablando en otro?, de esa manera percibíamos el inglés como algo ajeno, una materia sin vida que había que analizar con el único objetivo de pasar un examen.

Ahora los métodos de enseñanza en materia de idiomas parecen radicalmente distintos, en todos lados se enseña hablando en el idioma, incluso desde el comienzo, cuando ni siquiera se tiene ningún conocimiento.

Por lo que pude vivir en mi año de Erasmus en Londres, donde conocí a estudiantes de muy diversos países, en Europa los españoles pertenecemos, junto con Italia y Francia (y quizá algún que otro país) a una minoría de países en donde muy pocos habitantes hablan realmente inglés (por mucho que los currículums digan lo contrario).

Sigue éste siendo un problema que preocupa mucho, pude comprobarlo en una charla que vino a dar el rector de la UPM, don Javier Uceda Antolín. En el turno de preguntas, una profesora presente entre el público expresó su preocupación ante la falta de mecanismos que movilicen al profesorado universitario a ponerse al día en materia de inglés porque, efectivamente, a día de hoy en la UPM, muchos profesores son grandes investigadores y gente con una reputación impecable, pero pocos son capaces de desenvolverse en ambientes internacionales. Esto es muy importante, ya que la labor investigadora se desarrolla eminentemente en inglés, idioma empleado en la gran mayoría de revistas de renombre y en los congresos de investigación que se celebran por todo el mundo.

Un punto interesante, y que viene al hilo de la noticia que me ha suscitado este asunto, es que en Londres conocí a un portugués que, además de chapurrear sorprendetemente bien el español sin haberlo estudiado nunca (al parecer, a pesar de que Portugal intenta impedir que la señal de las televisiones españolas llegue a su país, ésta llega y facilita que muchos portugueses entiendan bien nuestro idioma),  me dijo que en Portugal no todo el mundo habla inglés, pero sí un buen porcentaje, sobre todo porque allí están obligados a ver las películas y las series en versión original. Imagino que esto es porque en Portugal no hay un público suficientemente amplio como para que el negocio del doblaje de películas sea rentable, no lo sé. En cualquier caso, lo que era una carencia ha demostrado ser una virtud.

Lo mismo me comenta un compañero que es belga y casi lo mismo me comentaba un compañero polaco. Digo casi porque en Polonia sí tienen doblador, pero sólo uno. Sí, ¡sólo uno!, una serie es emitida en versión original pero con el volumen reducido, encima se solapa la voz de un doblador que va traduciendo las frases de todos los protagonistas. Pero lo mejor es que lo veáis vosotros mismos:

Hoy he leído en elpais.com que el Ministerio de Cultura propone en un informe que las televisiones emitan sin doblar dentro de dos años. Es una medida polémica, no lo dudo, y afectará a un grupo de profesionales que se dedican a esto, pero probablemente sea necesario para que en este país empecemos a ponernos a la altura del resto de países europeos. Quién sabe.

 

Vaya Semanita

Tienen altibajos, pero aquí han dado en el clavo…

(NOTA: Según la RAE:

maqueto, ta.

(Del vasco makito o maketo, tonto, majadero; cf. magüeto).

1. m. y f. despect. P. Vasco. Inmigrante que procede de otra región española y no conoce ni habla vascuence.)

Felices Fiestas

Es inevitable, lo queramos o no aquí están, las tiendas no dejan de recordárnoslo con el incesante vaivén de villancicos, purpurina y hombres gordos vestidos de rojo en sus escaparates. Sí, amigos, ya está aquí la Navidad, y con ella llega el sorteo de la lotería, los regalos, las comidas en familia, el día de los inocentes, el especial de fin de año y la resaca de Añonuevo. Todo cocinado y servido en un brevísimo periodo de poco más de una semana. Pero no nos agobiemos, quienes se hayan quedado con ganas de más, pronto podrán disfrutar del sorteo del Niño y el día de Reyes con su roscón.

A mí, sí, confieso que me encantan estas fiestas. Desde hace ya once años significan, además de lo obvio,  una vuelta ineludible a Bilbao, la ciudad en la que viví mis primeros dieciocho años de vida y que ya, a veces a mi pesar, empieza a ser mi segunda casa. Sé que además de las comilonas tendré mis sesiones de Play con Mait, Jonny y Oli, mis paseos por Bilbao y mi fin de año que, en esta ocasión, lo cierto es que no tengo ni idea de cómo va a transcurrir.

Sí, voy a disfrutar de lo lindo estos días que se avecinan. Como aperitivo y para ir entrando en ambiente, os dejo un villancico que he descubierto a través de Ortopilot, ese tipo de Manchester que me tiene enganchado a sus vídeos desde hace un par de años (os invito a que lo busquéis en youtube). Es un experimento en el que 33 músicos han colaborado a través de internet para dar forma a un villancico. Y la cosa les ha quedado muy bien.

 

Los covers de Buenavista Social Club

Hace unas semanas cayó en mis manos un disco extraño, llamativo, casi una curiosidad. Al principio no me lo tomé muy en serio, eso de escuchar el ‘High and dry’ de Radiohead en castellano y con ritmos cubanos no parecía serio. Estaba muy equivocado.

Poco a poco le fui dando una oportunidad y de pronto me vi inmerso en ‘la semana cubana’, todo el día escuchando el disco en cuestión y otro viejo conocido, el de ‘Buenavista Social Club’.

Este descubrimiento esconde verdaderas joyas, grandes canciones pop, o no, transformadas en piezas con ritmo cubano. Unas traducidas al castellano y otras no, unas cantadas por las voces originales y otras no. En definitiva, un grandísimo disco. Ilustrémoslo con algunos ejemplos:

The dark of the Matinee de Franz Ferdinand – por Coco Freeman:

Clocks de Coldplay

Better together de Jack Johnson

Y finalmente, la canción que tardé en tomarme en serio pero que, después, se ha convertido en una de mis claras favoritas:

High and dry de Radiohead

Llegó el frío

Y aquí seguimos, sin salir del despachito por miedo a un chiflón que nos rebane el pescuezo. Por Dios qué frío.

Por lo demás, también seguimos con los efectos del subidón de la semana pasada y deseando que llegue el puente para bajar a Córdoba y descansar unos días. ¿Ayer?, pues sí, vi el partido. ¿Sorpresa?, sí, que el Barça fuese tan superior al Madrid no fue normal. ¿Cristiano?, algo menos niñato que el año pasado, pero sigue dándome motivos para tenerle manía.

¿Hoy?, pues si el frío nos deja intentaremos enviar un resumen para un congreso que hay en Asturias el año que viene, seguiremos dando vueltas a un par de modelos de elementos finitos y empezaremos a dar forma a la comunicación para el congreso de Praga.

A %d blogueros les gusta esto: